La tecnología de audio lleva utilizándose eficazmente en el aula más de 20 años para mejorar la escucha y la enseñanza. El principal objetivo de esta tecnología es ofrecer un alto grado de comprensión oral y propagar el sonido homogéneamente por toda el aula. Los estudios, validados por el Departamento de Educación de los EE. UU., son claros, coherentes y concluyentes: la tecnología de audio en el aula beneficia a todos los estudiantes.

 

“Los sistemas de sonido ayudan a equiparar las condiciones en todo el campo acústico, gracias a lo cual cada niño puede oír claramente lo que se dice” 

— Dra. Carol Flexer, audióloga, Universidad de Akron (EE. UU.)